Yoppy Tours C.AYoppy Tours C.A

Actividades en Venecia

Cosas para Hacer

Puente Rialto

Puente Rialto

El Puente Rialto es el más antiguo de los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal de Venecia, también es el más conocido tanto por su diseño como por su historia. Durante años fue el centro económico más importante de Venecia.

El Puente Rialto se construyó entre 1588 y 1591 con un diseño del arquitecto Antonio da Ponte para sustituir al anterior puente de madera, ya que éste se había derrumbado dos veces y había sido quemado en otra ocasión.

La estructura del puente es similar a la de sus antecesores, dos rampas inclinadas unidas por un pórtico en medio.

Para visitar el Puente Rialto, cualquier hora es buena. Cruzándolo a diferentes horas del día podréis intentar sacar alguna buena foto entre la multitud de turistas que se ocuparán de hacer lo mismo.

Mercado Rialto:

Cruzando el Puente Rialto desde San Marcos llegaréis hasta el Mercado Rialto, un lugar especialmente colorido donde predominan las frutas y verduras. Si viajáis en verano podréis comprobar lo difícil que es resistirse a las bandejas de fruta fresca que ofrecen.

El Mercado Rialto abre todos días de 9 a 12 de la mañana en el Campo de la Pescaria y las calles aledañas.

Como curiosidad, debéis saber que en este lugar ya existía un mercado desde el año 1097. El nombre, “Rivoaltus”, significa terreno firme, libre de inundaciones. En 1514 un incendio asoló Rialto por lo que la mayoría de sus edificios pertenecen al siglo XVI. Las callejuelas del mercado llevan los nombres de los gremios que las ocuparon años atrás.

Para cotizaciones de boletos aéreos ingresa aquí!

MÁS
Palacio Ducal de Venecia

Palacio Ducal de Venecia

El Palacio Ducal es uno de los símbolos de Venecia. El palacio ha sido desde la residencia de los dux hasta la prisión de la República de Venecia. Se encuentra situado en la Plaza de San Marcos. También es llamado Doge´s Palace (el palacio del duque).

El Palacio Ducal comenzó siendo un castillo fortificado en el siglo IX aunque, después de un incendio, tuvo que ser reconstruido y fue utilizado como fortaleza y como prisión.

Combina elementos arquitectónicos bizantinos, góticos y renacentistas. En su interior se encuentran pinturas de Tiziano, Tintoretto y Bellini.

Desde el Palacio Ducal 120 dogos dirigieron el destino de Venecia durante casi 1.000 años.

Visitando el Palacio Ducal:
Comenzando por la Scala d’Oro (escalinata dorada que conduce a la segunda planta), en el Palacio Ducal se visitan las salas donde residían los dogos, las salas de votaciones, la armería, los patios y la prisión.

En el “Apartamento del Duque”, es admirable la decoración de las salas y los cuadros que albergan, obras de artistas como Veronés, Tiziano y Tintoretto muestran la historia de Venecia.

Prosiguiendo la visita se llegaréis hasta la Sala del Maggior Consiglio, en la que más de 1.000 personas llegaban a votar el destino de La Serenissima. En esta sala se encuentra “El Paraíso”, el mayor lienzo del mundo obra de Tintoretto.

En la armería se pueden observar armaduras y todo tipo de armas, desde las más clásicas hasta complejas armas de fuego.

La visita termina con la prisión, donde se ven los calabozos y los pozos húmedos (pozzi). El aspecto de éstos es de todo menos acogedor.

El célebre prisionero Casanova huyó por los tejados en 1756.

El Puente de los Suspiros:
En la visita también se atraviesa el famoso Puente de los Suspiros que, construido en estilo barroco en el siglo XVII, da acceso a los calabozos del palacio. El nombre del puente viene dado por ser el camino que seguían los condenados a muerte ya que, desde sus ventanas, veían por última vez la Laguna Veneta.

Como curiosidad, en el Palacio Ducal también está la Bocca di Leone, una especie de buzón con cara de león donde antiguamente se podían denunciar las prácticas ilegales de los ciudadanos.

Para cotizaciones de boletos aéreos ingresa aquí!

MÁS
Basílica de San marcos

Basílica de San Marcos

La Basílica de San Marcos es el templo religioso más importante de Venecia. La basílica se encuentra situada en Plaza de San Marcos, que ha sido desde siempre el centro de la vida pública y religiosa de la ciudad.

Historia:
La construcción de la basílica, que en principio iba a ser una prolongación del Palacio Ducal, comenzó en el año 828 para albergar el cuerpo de San Marcos traído desde Alejandría. Aunque la obra actual pertenece básicamente al siglo XI, ha sufrido diferentes alteraciones y modificaciones con el paso del tiempo.

La basílica actual, de planta de cruz latina y cinco cúpulas, se convirtió en la catedral de la ciudad en 1807. Cuenta con más de 4.000 metros cuadrados de mosaicos, algunos del siglo XIII, y 500 columnas del siglo III.

Visitando la basílica:
En el interior de la Basílica el color dominante es el dorado. Los mosaicos de la cúpula de la Ascensión (la cúpula principal) datan de principios del siglo XIII y representan escenas del Nuevo Testamento. Los mosaicos del atrio fueron realizados en teselas de cristal y pan de oro y detallan escenas del Antiguo Testamento.

Debajo del altar, sustentado por cuatro columnas de alabastro y mármol, reposa el cuerpo de San Marcos.

Aunque la entrada a la Basílica de San Marcos es gratuita, hay algunas partes en su interior que requieren adquirir una entrada: el Museo, el Tesoro y la Pala de Oro:

El Museo y los Caballos de San Marcos:
El museo de la Basílica de San Marcos es para nosotros la visita más importante de las tres. Visitando el museo podréis ver de cerca los techos y mosaicos de la catedral, admirar las obras del propio museo y, lo más importante, ver las esculturas originales de los Caballos de San Marcos.

Estos cuatro caballos de bronce bañados en oro se encontraban en el hipódromo de Constantinopla y fueron obtenidos como botín en la cuarta cruzada.

Las réplicas de estos caballos se encuentran en la Logia dei Cavalli (balcón abierto a la Plaza de San Marcos).

Tesoro:
Tesoro bizantino de oro y plata procedente del saqueo de Constantinopla.

Pala de Oro:
Retablo de piedras preciosas realizado por orfebres medievales.

Normas de acceso:
La Basílica de San Marcos no permite el acceso a la misma en tirantes ni con mochila. Si lleváis equipaje hay una taquilla de uso gratuito en la Calle San Basso, en el lateral izquierdo de la basílica. Sobre los tirantes, es recomendable llevar una chaquetilla o coger una capa que os dejarán a la entrada.

Para cotizaciones de boletos aéreos ingresa aquí!

MÁS
Plaza de San Marcos

La Plaza de San Marcos

La Plaza de San Marcos se encuentra en el corazón de Venecia, en ella se encuentran los edificios más representativos de la ciudad, mide 180 metros de largo por 70 metros de ancho y es la única piazza de Venecia, ya que el resto son piazzales o campos.

Su construcción se inició en el siglo IX adoptando el tamaño y forma actual en 1177, siendo pavimentada 100 años después.

La Plaza de San Marcos es una de las plazas más bonitas del mundo, Napoleón Bonaparte la definió como “El Salón más Bello de Europa”.

La plaza es el lugar más bajo de Venecia por lo que, cuando hay “acqua alta” es el primer lugar en inundarse. Cuando esto sucede, las autoridades colocan pasarelas para el tránsito de los ciudadanos y visitantes. Dependiendo de la época, si tenéis suerte (o mala suerte, depende para quien), podréis ver la plaza llena de agua.

Puntos de interés:
Los edificios más importantes de la plaza son la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, el Museo Correr, el Campanile (el campanario de la basílica) y la Torre dell’Orologio.

En el balcón superior de la Torre del Reloj (Torre dell’Orologio), de estilo renacentista, dos moros de bronce tocan las horas. Durante la Epifanía y la Ascensión sale cada hora una procesión de Reyes Magos presididos por un ángel, todo un espectáculo.

Vale la pena destacar también las Columnas de San Marco y San Teodoro junto a la entrada de la plaza en el Gran Canal. Fueron erigidas en granito en 1172 en el lugar en el que se celebraban las ejecuciones públicas.

Vida nocturna:
Por las noches, con la llegada del buen tiempo, la plaza se llena de vida y pasear entre los famosos cafés con música en directo no tiene precio.

Si vuestro presupuesto no es demasiado ajustado podréis tomar algo en el Café Florian, uno de los más antiguos de Italia, data del año 1720 y ofrece música en directo desde hace más de 100 años. El único punto negativo es que la consumición más barata ronda los 10€.

Normativa en la Plaza de San Marcos:
En la Plaza de San Marcos está prohibido comer y beber, arrojar basura y dar de comer a las palomas. Si queréis comer en la calle, en las cercanías al Gran Canal tenéis los jardines Giardini ex Reali.

Para cotizaciones de boletos aéreos ingresa aquí!

MÁS
Gran Canal de Venecia

El Gran Canal de Venecia

El Gran Canal es el más grande e importante de todos los canales de Venecia. Sus cuatro kilómetros de longitud recorren Venecia dividiendo la ciudad en dos partes.

Lo más característico de Venecia son los preciosos canales que recorren todos los rincones como si de calles se tratara. El más grande e importante de todos es el Gran Canal que recorre la ciudad dividiéndola en dos con sus cuatro kilómetros de longitud.

Cómo cruzar el Gran Canal:
El Gran Canal se puede cruzar utilizando un vaporetto, aunque la opción más agradable es hacerlo tomando un traghetto.

Para los que prefieran caminar, el Gran Canal también se puede cruzar a pie por uno de sus cuatro puentes:

– Puente Rialto: El puente más encantador es también el más antiguo de Venecia.
– Puente de la Academia: Originariamente construido en hierro, en 1854, fue reemplazado posteriormente por un puente de madera.
– Puente de los Descalzos: También llamado Puente de la Estación y Puente de la Ferrovía por su cercanía Estación de Trenes de Santa Lucía.
– Puente de la Constitución: El puente más moderno de Venecia, diseñado por el español Santiago Calatrava, comunica la Piazzale Roma con la zona de la Estación de Trenes de Santa Lucía.

El Gran Canal en vaporetto
Los vaporettos recorren el Gran Canal alternando las paradas en las dos orillas, de forma que permiten una agradable vista de los preciosos edificios y palacios situados a la vera del canal.

La mejor línea de vaporetto para recorrer el Gran Canal es la línea 1. Durante el trayecto podréis ver el Palacio Ca’ d’Oro, la Galería de la Academia, el Palacio Ca’ Rezzonico, la Iglesia Santa María della Salute, o el conocidísimo Puente Rialto

Para cotizaciones de boletos aéreos ingresa aquí!

MÁS